Mantener una vida activa puede generar importantes cambios en el organismo. Tania Gutiérrez, jefa de rehabilitación de Alemana Sport, explicó cómo el ejercicio se está utilizando para revertir condiciones de salud.

SANTIAGO.- La importancia de realizar actividad física para llevar una vida sana, es algo de lo que la mayoría de las personas tiene consciencia. Sin embargo, la evidencia está demostrando que el ejercicio no sólo es un aliado a la hora de mantenerse saludable, sino que tiene la capacidad de revertir algunas condiciones frecuentes que hoy afectan a la población. Sobre este tema conversó con Emol TV la doctora Tania Gutiérrez, jefa de rehabilitación de Alemana Sport. La especialista destacó que actualmente existe “un sinnúmero de evidencia que ha demostrado que el ejercicio puede ser un fármaco en si mismo. Un único elemento para poder cambiar una condición de enfermedad o bien un coadyuvante en los tratamientos farmacológicos tradicionales”. Por esto, más que decir que el ejercicio hace bien, la actividad física puede tener efectos en condiciones crónicas como la diabetes, la resistencia a la insulina y enfermedades coronarias.


La activación muscular puede mejorar la utilización del azúcar que está en la sangre y mejorar el metabolismo de la insulina.

Tania Gutiérrez, jefa de rehabilitación de Alemana Sport

Según la especialista el mejor ejemplo donde actúa la actividad física es en la obesidad. “La obesidad es una condición, una morbilidad. Está asociada a un sinnúmero de efectos a largo plazo que son terribles. Desde accidentes cardiovasculares hasta enfermedades arteriales. El manejar el alimento y la actividad física pueden corregir esa condición”.

La actividad física también es vital en el caso de la diabetes, ya que según explicó Gutiérrez, es capaz de revertir muchos de los cambios metabólicos que presentan los pacientes que tienen esa condición. Uno de los ejemplos donde se ve con mayor impacto la capacidad de utilizar el ejercicio como fármaco es en la resistencia a la insulina. “La activación muscular puede mejorar la utilización del azúcar que está en la sangre y mejorar el metabolismo de la insulina asociado a la contracción muscular”, dijo la doctora.

Cómo saber que se realiza el ejercicio adecuado? Uno de los puntos que recalcó la experta es que para utilizar la actividad física como fármaco, o como ayuda en un tratamiento, se debe seguir el consejo de un especialista. “No se trata de ponernos a hacer actividad física sin control. Es importante que un médico entregue las direcciones de cómo ir avanzando hasta alcanzar el punto de poder sacar el tratamiento farmacológico y mantener los beneficios que uno ha adquirido sólo con los cambios en el estilo de vida”, aseguró Gutiérrez.

Pese a esto, la especialista explicó que si hay algunos consejos para que las personas se aseguren de que la actividad física que están realizando tenga un impacto en el metabolismo y que sea beneficiosa para el organismo.

En ese sentido, la experta aseguró que hay que estar atentos a tres características en el ejercicio que realizan. “La primera es que se genere suficiente jadeo en la respiración, tanto así que mientras esté haciendo la actividad no pueda decir mi nombre tan fácilmente”. La segunda característica es “que la transpiración sea copiosa”, y en tercer lugar, que haya dolor muscular después de la actividad. Esto, señaló Gutierrez, para «asegurarse que se llegó a un nivel suficiente, que reunió las condicionantes para que el músculo se haya activado». Para conocer más sobre los potenciales usos del ejercicio en la salud de las personas, puedes revisar la entrevista completa.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Tendencias/2019/03/20/941824/Actividad-fisica-Un-farmaco-eficaz-contra-las-enfermedades-cronicas.html

Traducir »