Seleccionar página

Este tipo de nutrientes se encargan del buen funcionamiento del sistema nervioso e inmune, participan del metabolismo de nutrientes y en la prevención de algunos trastornos neurológicos.

Aunque en la época de Fiestas Patrias es típico desordenarse con la alimentación, es importante tomar en cuenta las calorías y poner total atención en el aporte nutricional de las comidas que consumimos, como, por ejemplo, las vitaminas que tienen. En ese sentido, uno de los más importantes es el complejo vitamínico B, que está presente en varias frutas, verduras y carnes, especialmente en las carnes extra magras.

Una de las tareas más relevantes de este grupo de vitaminas es que se encargan del buen funcionamiento de nuestro sistema inmune y nervioso. Además, el complejo vitamínico B participa en el metabolismo de las grasas, carbohidratos y proteínas, proporcionando así energía.

Dentro de este complejo vitamínico está la B12, una de las más importantes, pues tiene un rol específico en la formación normal de los glóbulos rojos y en el metabolismo de los aminoácidos que interfieren en el buen funcionamiento del sistema nervioso. De hecho, una de sus funciones principales es la prevención de algunos trastornos neurológicos y ayuda a mejorar la concentración.

“Existen ciertos elementos del organismo que actúan en el cerebro y la metabolización de ellos, o sea la transformación de sustancias para que puedan ser asimiladas por el cuerpo, depende de la vitamina b12. Cuando esta vitamina no está, no se metabolizan bien y generan alteraciones en el funcionamiento normal del cerebro. Esto puede causar pérdida de memoria, problemas de concentración, y en casos más graves comprensión. Incluso, problemas neuronales sin recuperación”, explica Claudia Henríquez, ingeniera en alimentos del INTA.

Además, la experta agrega que “la vitamina b12, participa en la formación de glóbulos rojos. Estas células que transportan oxígeno a la sangre. Si la persona tiene o consume bajos niveles de vitamina b12, los glóbulos rojos transportarán poco oxígeno y de desarrollará anemia”.

 

¿Dónde podemos encontrarla?

El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA), acaba de realizar un estudio en dónde se mostró que existen cinco cortes de carne de cerdo que son extra magros y que, además, son una excelente fuente de vitamina B. Además de tener fósforo, potasio y zinc. Estos cortes de carne de cerdo extra magra son: el filete, el lomo centro, posta rosada, posta negra y cubitos de pulpa pierna.

Además, destacaron por ser una excelente fuente de proteínas y de alto valor biológico, es decir que son fundamentales para el desarrollo de todas las personas, independiente de su edad. “Este tipo de aporte nutricional ayuda a mantener la masa muscular y el correcto funcionamiento del organismo”, añade Claudia Henríquez.

Y finaliza con que “todos estos nutrientes son fundamentales en el crecimiento y desarrollo. Por ejemplo, el zinc, que se concentra especialmente en la posta rosada, es clave para el crecimiento”.